Páginas vistas en total

Emprendedores

HISTORIA 1ª:  EVGUENIY CHICKVARKIN
"AQUI EL CLIENTE DEBE SENTIRSE COMO UN CRÍO EN LA TIENDA DE CHUCHERÍAS..."
El joven millonario ruso Evgeniy Chichkvarkin invierte 15.000.000€ en la vinoteca más grande del mundo y la inaugura en Londres.
El fundador de la red social más importante de Rusia, afincado en Londres, acaba de inaugurar su primera tienda de vinos en la capital británica que cuenta con 4500 marcas de todo el mundo.
"Estamos en el infierno" - dice Evgeny Chichvarkin.
Infierno,
según Chichvarkin consiste en encontrar las personas adecuadas, la preparación para la apertura de la tienda, que ocupó un año y medio, y desguazado espacio de la pared en Mayfair.  Resultado - 4500 vinos en una tienda, donde la botella más cara es un poco más de 100.000: el Château d'Yquem de 1811. El objetivo principal, dice Chichvarkin, era "completar el puzle sin que le molestasen": "Lo principal que hace los accionistas  es obstaculizar  una buena  gestión  siguiendo sus estúpidas reglas. "
En el negocio del vino, especialmente cuando se trata de un nuevo proyecto, la pieza clave es la persona que selecciona y compra el producto. En Hedonism Wines  de ello se encarga Alistair Weiner – el antiguo jefe de compras de vinos de Harrods. La pregunta del millón es cómo el ruso consiguió  que Weiner aceptase su oferta después de haber trabajado durante 16 años en Harrods. "Alistair estudió mi propuesta y se dio cuenta de que somos perfeccionistas. Le prometí que no iba a molestarle ni intrometerme en sus decisiones, "- dice Chichvarkin.

La nueva tienda está ubicada en Davis Street,  junto a la Berkeley  Square, llena de oficinas más caras de Europa, donde el PIB , según la Chichvarkin, "supera a los Países Bálticos". El fundador de la "Euroset" espera que los vecinos con Berkeley Square se conviertan en fieles clientes de la tienda donde para su comodidad y sin aparecer cara al público trabajan como hormigas  18 personas.
Lo más difícil, según Evgeniy, fue encontrar el personal cualificado, por eso habla de aquellos meses de la selección profofesional como si fuera un infierno; pero ahora, orgulloso del resultado, cuenta que aparte del inglés y ruso, tiene vendedores que hablan chino, japonés, español. Entre ellos se puede encontrar algún que otro ex propietario o sommelier de restaurantes con al menos un tenedor Michelín.
  


En algunos escaparates del interior de la tienda se exponen unas gigantescas botellas de mejores vinos del mundo. ¿Qué son exactamente’ parte de la decoración o el reclamo para los rusos más ricos que vienen a comprar en su tienda? No, esas botellas forman parte del concepto “sin limitaciones” y contamos con 75 unidades de 3 litros, 90 botellas de 6 litros y 25 botellas de más de 10 litros.

Por materiales de la revista FORBES RUSSIA.

No hay comentarios:

Publicar un comentario